AdSense

Compartir vía:

sábado, 2 de abril de 2016

"Lo que más calienta a un culé es ganarle al Madrid": Luis Enrique

El DT del Barcelona agregó: "Espero que se vea un gran espectáculo y que gane el mejor".

Luis Enrique

El entrenador del Barça, Luis Enrique Martínez, aseguró este viernes que, a pesar de la ventaja de 10 puntos sobre el Real Madrid en la Liga, sus jugadores están "cómo locos" para conseguir una victoria en el clásico de este sábado (1:30 p.m., hora de Colombia) que, en su opinión, les acercaría al título.

Barcelona llega al clásico siendo líder, con una cómoda ventaja y con la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones en el horizonte, algo que no influye al técnico asturiano de cara a plantear el partido de este sábado. "Nos estamos jugando seguir siendo líderes. Da igual la diferencia de puntos. Juegan dos de los mejores equipos, con las mejores plantillas de Europa. Otra cosa es que en la Liga estemos a un buen nivel y a ellos les haya costado más", aseguró en la rueda de prensa previa el técnico del conjunto azulgrana.

Luis Enrique considera que una victoria en el Camp Nou descartaría al eterno rival en la pelea por la Liga: "Daríamos el golpe definitivo al Real Madrid y el Atlético de Madrid sería el único rival para conseguir el título". En este sentido, ha hecho un llamamiento a la afición azulgrana para que esté a "su máximo nivel", por lo que espera que el Camp Nou esté "a reventar y caliente de verdad" en un encuentro que los jugadores afrontan al "cien por cien".

"No hay cosa que caliente más a un culé que ganar al Real Madrid. Y al revés, claro. Dentro de los parámetros deportivos espero que se vea un gran espectáculo y que gane el mejor", añadió Luis Enrique.

Una idea que ha repetido para referirse al estado de ánimo de sus jugadores cuando ha sido preguntado por el hecho de que Messi esté cerca de conseguir el gol 500 de su carrera deportiva frente al equipo blanco. "La cifra es de otra galaxia. Ni en los entrenamientos he marcado tantos goles. He visto la cara de 'Leo' y de los jugadores en la charla y de lo que estoy seguro es que, más allá de lo que signifique un gol, están como locos de conseguir una victoria que nos acerque al título", explicó.

En lo estrictamente deportivo, Luis Enrique enfatizó que el de este sábado será un partido "de equipo, más que de tridentes" y subrayó que para ganar el partido deberán ser una escuadra "compacta, completa y competente".

No se quiso referir, en cambio, a las diferencias entre el Real Madrid de la primera vuelta, entrenado por 'Rafa' Benítez y el actual, aunque sí que ha tenido palabras de elogio hacia Casemiro, "un jugador de mayor peso defensivo, con calidad con el balón y mayor intensidad física".

En cualquier caso, tiene claro cuál es el camino a seguir para sumar los tres puntos: "No vamos a cambiar nuestra manera de jugar. Es definible y tenemos clara nuestra opción: tener el balón, ser efectivos y evitar que el rival pueda aplicar su calidad, que la tiene". Un estilo que el técnico azulgrana espera mantener este sábado para homenajear a Johan Cruyff, fallecido hace una semana. "Lo que más desearía Johan Cruyff es que ganemos el partido a través del buen fútbol y dando un buen espectáculo", puntualizó.

Preguntado por la influencia que el técnico holandés, al que el Camp Nou homenajeará este sábado, tuvo en la filosofía de juego azulgrana, Luis Enrique señaoló que perfeccionó el 4-3-3 holandés. "El Barça no sólo quiere ganar, sino hacerlo ofreciendo espectáculo. Los jugadores que se fichan son de ese perfil", explicó.

EFE

AddToAny