AdSense

Compartir vía:

sábado, 3 de diciembre de 2016

Machester City de Claudio Bravo perdió ante el Chelsea


El Chelsea, liderado por Diego Costa, autor de un gol y una asistencia, asaltó este sábado el Etihad Stadium y derrotó con justicia a domicilio al Manchester City (3-1) para sumar su octava victoria consecutiva en liga y ampliar su diferencia en lo más alto de la Premier League.
El preparador italiano mantuvo su ya característico 3-4-3, aunque se vio forzado a introducir una modificación en el once: ingresó Cesc Fàbregas -primera titularidad desde septiembre- y se cayó del once Nemanja Matic por unas pequeñas musculares.
Por contra, Pep Guardiola revolucionó el once y apostó por un sorprendente 3-2-4-1, dando entrada a John Stones en una defensa de tres y a Ilkay Gündogan junto a Fernandinho en el centro del campo.
A falta de escasos segundos para el descanso, el City logró abrir la cuenta: buena jugada entre Silva y Agüero, que abrió a la derecha, donde Navas encaró a Marcos Alonso y soltó un centro que tocó en el pie derecho de Cahill y se introdujo en la meta defendida por Courtois.
No perdonó el Chelsea, y Costa, en el minuto 60, en su primera ocasión clara del encuentro, subió el 1-1 al marcador del Etihad: el internacional español recibió un pase largo de Fàbregas a la espalda de Otamendi, se quitó de encima al defensor y definió al palo corto de un Bravo que hizo la estatua.
Diez minutos después, tras una oportunidad desperdiciada por Agüero, la enésima del City, se pasó del posible 2-1 al 1-2. Magnífico contragolpe de los de Conte liderado por Hazard, quien cedió a Costa y éste puso el balón entre líneas a Willian, que batió en la salida a Bravo y dejó el encuentro prácticamente visto para sentencia.
Con este triunfo, los hombres de Conte se llevan tres puntos de oro de Mánchester para sumar su octava victoria consecutiva en liga y ampliar su diferencia en lo más alto de la clasificación.
Por su parte, el City podría verse relegado a la cuarta plaza de la tabla si el Arsenal derrota este sábado al West Ham en el Estadio Olímpico de Londres. EFE

AddToAny